Estrategias en tiempo de incertidumbre

Estrategias en tiempo de incertidumbre
17/11/2020

Fuente: Gestión Perú

Por: César Molleda Solis

 

A pesar de la complejidad que implica el proceso de elaboración de una estrategia y las múltiples variables a analizar, diagnosticar y proyectar, se debe identificar con mediana claridad las fuentes de incertidumbre.

 

 

Qué duda cabe acerca de la incertidumbre o desconfianza que existe en la mayoría de las empresas por el desenvolvimiento del mercado, a pesar de ello se debe tener en cuenta la imperiosa necesidad de lograr disminuir la incertidumbre de los acreedores, tales como colaboradores, proveedores y entidades financieras, con el fin de que estos no tomen decisiones que conlleven a la no continuidad de su deudor.

 

Sin embargo, se debe tener presente que la crisis económica y financiera de la empresa puede ser actual pero también puede ser inminente, es decir, que no existiendo hoy podría existir en breve, esa inminencia, implica que el deudor, a la vista de su situación actual, advierte que, si bien por el momento puede dar cumplimiento a sus obligaciones ordinarias, sabe que no va a poder cumplirlas en un plazo no muy largo si no efectúa cambios sustantivos en su organización.

 

Debemos tener presente que un deudor podría ingresar al procedimiento concursal a pedido de su acreedor, si este acredita que mantiene créditos exigibles, impagos y vencidos por más de treinta (30) días por un monto superior a los 50 UIT, a pesar de ello tampoco se trata de ser fatalista o poco optimista, esto ya no tiene cabida por cuanto las cosas negativas ya se han producido, este el momento de tener resiliencia y aprovechar las nuevas oportunidades que el mercado ofrece. ¡La disrupción se hace necesaria!

Por otro lado, se tiene que ser consciente de que al no existir una visión o perspectiva perfecta acerca del futuro, en todas las decisiones que se tomen con respecto al mismo, se está asumiendo un riesgo implícito; es por todo ello que las empresas deben elaborar una estrategia que les permita superar los obstáculos y permanecer en el mercado, proveyendo además información a todos sus stakeholder, con el fin de disminuir de esta manera su incertidumbre acerca del negocio del deudor.

 

Asimismo, a pesar de la complejidad que implica el proceso de elaboración de una estrategia y las múltiples variables a analizar, diagnosticar y proyectar, se debe identificar con mediana claridad las fuentes de incertidumbre:

  • Reacción de los clientes (cambios en la demanda) y competidores (incremento de su fortaleza o de sus debilidades) ante lo cual es muy importante fortalecer el posicionamiento de la marca.
  • Imposición un nuevo modelo de negocio por parte de la competencia.
  • Preferencia por parte de los clientes a la utilización de nuevas tecnologías o nuevos canales de venta, y por último,
  • Evolución de nuevos mercados y oportunidades que comienzan a formarse.

 

El siguiente paso será plantear y analizar posibles soluciones, definiendo oportunidades viables de mejoramiento o adaptación plasmado en un plan estratégico. Un factor imprescindible es el diagnóstico de la organización, poniendo énfasis en su real situación económica y financiera, su capacidad de cambio y transformación ante la coyuntura actual, de los nuevos desafíos y las nuevas habilidades que tendrán que adquirir como resultado de la exigencia del mercado, así como del benchmarking, teniendo presente que todos estos análisis ofrecen escenarios instantáneos en un mercado cambiante en estos días.

Como resultado de estos análisis se podrían encontrar oportunidades al introducir innovaciones a sus productos, ofrecer nuevos servicios y modelos de negocio tanto a su mercado nativo como a nuevos mercados, en este último caso verificando si cuenta con la capacidad económica y financiera para poderlos aprovechar, otra oportunidad también se podría generar como resultado de lograr influir en la conducta de los usuarios o compradores del bien o servicio.

 

En otro escenario se podría definir como una oportunidad el seguir el ejemplo de la competencia que lidera los cambios, pero en este caso la competencia muchas veces “descrema el mercado” al ser el pionero en navegar en un océano azul, abandonando el mercado rojo influyendo de esta manera en la conducta de sus competidores.

Por otro lado, no debemos olvidar la importancia y la imperiosa necesidad de controlar y actualizar las decisiones estratégicas a lo largo del tiempo. Asimismo, les recuerdo la recomendación hecha en mi artículo anterior, en el cual señalo que se debe de controlar el EBITDA de manera minuciosa y constante, al hacerlo se estará monitoreando los factores fundamentales de la empresa, debiéndose tener presente que cuando su nivel es bajo o incierto, la deuda actual se convierte en un peligro y una amenaza constante.


Otras noticias

© Copyright 2020. Todos los derechos reservados.